Body de bebé El comunismo es una utopia. por Yogui | Señor Cool
Ayudamos a los artistas emprendedores a vender productos con sus diseños

Se encuentra usted aquí

Body de bebé El comunismo es una utopia.

Body de bebé 100% algodón peinado
por
  • Body de bebé El comunismo es una utopia.
  • Body de bebé El comunismo es una utopia.
  • Body de bebé El comunismo es una utopia.
  • Body de bebé El comunismo es una utopia.
Disponible en
  • Body
$25.00
Medidas de prendas
Talla Ancho Alto
3-6 meses 21 cm 39 cm
6-12 meses 23 cm 42 cm
12-18 meses 25 cm 45 cm

Pueden producirse pequeñas variaciones. En caso de duda, escoge la talla mayor.

ENVÍO GRATIS a Estados Unidos en pedidos de $50 o más.

Body de bebé impreso con tintas resistentes y 100% seguras para los bebés. El body se puede lavar en la lavadora. Recomendamos lavarlo en agua fría y del revés para preservar los colores.

Tiempo de producción medio: 2-5 días.
Purchase 100% guaranteed
Pagamos al artista
Secure payment
 

Un body único para el bebé más especial

Imprimimos cada body individualmente con un diseño original para tu bebé. Acertarás seguro regalando este body que no se vende en tiendas.

 

Un body pensado para los bebés

El body cuenta con aperturas superiores para facilitar la entrada de la cabeza y corchetes en la parte inferior para cerrar sobre el pañal. Su tejido suave 100% algodón peinado está ribeteado en cuello, bajos y mangas para una mayor resistencia. La impresión se realiza con tintas resistentes y 100% seguras para los bebés.

Acerca de El comunismo es una utopia.

Una vez escuché que el capitalismo es el "menos malo" de los sistemas económicos. Y aunque no conozco en profundidad otros, como otros, creo que tiene sus pros y sus contras. De momento me quedo con eso de que es el mejor sistema que permite comprar muchas cosas que no necesitamos. "Pan y circo" (en 5G).

El comunismo es una utopia. también está disponible en

Más Bodys para bebé de Yogui

Más Bodys para bebé populares

Compras un producto
Lo imprimimos para ti y te lo enviamos
Pagamos al artista